Tabla de tallas

Tabla de tallas

Pecho: Rodea el cuerpo por el punto más saliente del pecho y la espalda. Justo debajo de la axila.
Cintura: Rodea la medida alrededor de la cintura sin holguras.
Cadera: Rodea el cuerpo pasando por la zona más ancha de la línea de la cadera.

 

El lavado, secado y planchado de ropa son actividades recurrentes que realizamos sin pensar en cómo afectan a nuestra ropa, y sobre todo, cómo afectan al medio ambiente.

Se calcula que entre el 25 y el 30 por ciento del impacto ambiental de una prenda proviene de la forma en cómo lavamos y planchamos, debido al uso intensivo de agua, químicos y energía. También el lavado, aunque no lo creamos, es uno de los grandes culpables del desgaste de las fibras y la pérdida de color de nuestra ropa.

Para que cuides mejor tu ropa y de paso reduzcas tu impacto medioambiental, te dejamos algunos consejos:

  • Lava menos
    Disminuir el ritmo de lavado de algunas prendas (por ejemplo chaquetas, polerones o polar) alargará su vida útil y evitará el uso excesivo de agua y energía.

  • Usa detergentes biodegradables
    Los detergentes tienen alto contenido de químicos que contaminan las aguas al ser liberados en cada lavado. Elige detergentes libres de fosfatos, biodegradables y no testeados en animales.

  • Lava con agua fría
    El agua caliente puede dañar, decolorar e incluso encoger tus prendas, por lo que siempre recomendamos lavar con agua fría, en el programa más corto y con cargas completas, así también estarás ahorrando agua y energía.

  • Lava tu ropa por el revés y cerrada
    Si tienes ropa con accesorios como botones, cierres o tachas, lávala por el revés, para evitar que esos accesorios causen daño a otras prendas durante el lavado.

  • Microfibras
    Cada vez que lavas una prenda de material sintético, se desprenden miles de microfibras que van a parar al mar. Puedes evitarlo reduciendo el consumo de prendas de fibras sintéticas o lavando con menos frecuencia las que ya tienes.

  • No uses secadora
    El calor de la secadora también daña las fibras y puede ser la causa del encogimiento de las prendas. Elige siempre secar tu ropa al aire libre, estarás además ahorrando mucha energía.